E4-JOSEFA GARCÍA NAVARRO

E4 – JOSEFA GARCÍA NAVARRO

micrófono-audio-iconoEntrevistas

“Los prejuicios machistas”

Josefa nació en 1922.

Entrevista realizada en su propia casa en la zona de “La Losilla”, en una casa adosada a la parte izquierda de la ermita de Sta. Lucía en agosto de 2003. Es madre de Juan Miguel Amorós.

ENTREVISTADORA-Pensamos que la sociedad ha sabido valorar poco el trabajo de las mujeres

RESPUESTA. -Ya lo creo

ENT. – Un trabajo ignorado que nadie lo ha valorado y que sobre todo en tiempo guerra, antes y después, trabajaron mucho. Ahora ya tenemos muchas entrevistas hechas y queríamos que usted nos cuente su experiencia.

JOSEFA. – Pues nada voy a empezar por lo pequeño. Cuando nací, mi madre ya tenía tres, dos y yo tres e iba a tener otra y mi abuela le dijo mira yo me llevo a la nena hasta que tu estés para salir; resulta que estuve hasta los 11 años con mi abuela; que después mi madre lloraba y que jamás daría una hija, jamás, jamás. Mi madre tuvo otro, otro y cuando iba a tener otra dijo que yo con mi abuela estaba criándome como una señora y con ella, ¡tanta faena! Me costó muchos lloros, muchos lloros, pero me tuve que ir. RELACIONES ENTRE LAS PERSONAS

ENT. -Para volver otra vez a su casa.

JOSEFA. -Iba por la noche a dormir con mi abuela, pero de día a mi casa; y cuando nació la cría me hicieron un “capacico” para irme a lavar LAVADERO a la fuente. 11 años tenía yo y ya me sacaron del colegio.

ENT. – ¿A qué colegio iba usted?

JOSEFA. -Iba al colegio de la Placeta de las Malvas COLEGIO

ENT. – ¿Se acuerda la maestra cómo se llamaba?

JOSEFA. – Dña. Carmen PERSONA MAESTRA la llamaban, estaba en telégrafos la familia. Luego ya me fui haciendo mayor. Mi madre se iba a las 4 de la mañana a lavar a la fuente

ENT. – ¿Para coger sitio?

JOSEFA. -No, para lavar temprano porque de día tenía que trabajar.

ENT. – ¿Dónde trabajaba su madre?

JOSEFA. -Mi madre trabajaba en el campo TRABAJO. Éramos nueve: siete y mi padre y mi madre; que se murieron dos, pero éramos siete y se iban a lavar porque al otro día tenían que irse al campo a trabajar; yo ya tendría unos 13 años y le decía a mi madre: -Llámeme cuando se vaya a lavar, pero le daba lastima y no me llamaba y le decía: – ¿Por qué no me ha llamado? ,- ¿Por qué no me ha llamado?. A mí me gustaba mucho lavar a la fuente.

ENT. -El lavadero es que tenía un encanto especial.

JOSEFA. -Arrodillada y cuando veníamos de lavar, cuando ya me iba yo a las 4 de la mañana, tendíamos la ropa y nos íbamos al campo TRABAJO: a coger bajocas, a poner apio, a poner ..de todo; mi padre era hortelano de todo. Ponía mi padre de todo y todos trabajábamos a una, menos mi hermana Lola que era modista TRABAJO que vive en la calle la A.

ENT. -Lola “La Diputaora” APODO

JOSEFA. -Cuando nació ella fue cuando me fui yo con mi madre. Veníamos de lavar y nos íbamos al campo en el carro MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Y mi madre vistiendo a la Lola le paso un alfiler por la “tetica”.

ENT. -Con la prisa y el “meneico” del carro ¡ay pobrecica!

JOSEFA. -Nada, ¡trabajar como una negra! SENTIMIENTO Lavar he lavado mucho. He ido a la huerta TRABAJO: a poner de todo, a coger de todo. Cuando era verano e íbamos a coger bajocas. Diez o doce mujeres mayores ya, que estaban deseando que las llamaras para ir a trabajar. Para ganar nada, porque se ganaba nada. Se ganaba 10 o 12 pesetas. Nada. Venga lavar capazos de ropa. Vivíamos ahí en la esquina, y luego nos fuimos a la C/ Mayor cuando éramos “mocicos”. Llegábamos con toda la ropa mojada. ¡Esas camisetas gordas que había entonces! Cuando llegaba al final de la calle con la ropa ya no podía más, y al llegar a la casa la dejaba caer de golpe. Luego tendían la ropa, y me iba al campo a hacer la tarea que correspondiese.

ENT. -Y cuando volvieran del campo todavía quedaba “corte” en la casa…

JOSEFA. -¡Claro! En la mañana hacíamos una sartén de patatas fritas y todos a almorzar en la sartén. En el mediodía mi madre hacía unas paellas… ¡nos hemos criado bien!

ENT. -Porque eran hortelanos y no les faltaba.

JOSEFA. -No hemos padecido, ni en guerra ni en nada. Mi madre hizo muchas obras de caridad. Daba unos fajos de patatas, y de todo. Un día fue una …

ENT. – ¿Usted cuántos años tenía cuando empezó la guerra?

JOSEFA. – Nací en el 1922. En octubre haré los 81. En el 36 tenía 14 años. Un día viene uno que iba registrando las casas y me dice: -Me ha dicho su padre que me enseñe las patatas. Abro la puerta y le enseño el cuarto de patatas que había. ¡Y no pasó nada!

ENT. – ¿Pero venían a quitarle las patatas?

JOSEFA. -No, no se las llevaron.

ENT. -Sólo se las enseñó y no se las llevaron.

JOSEFA. -No pasó nada.

ENT. -Pues tuvo suerte.

JOSEFA. -A los 13 años me hago novia, mi novio vivía aquí y yo vivía ahí en la esquina.

ENT. – ¿Entonces esta es la casa de su marido?

JOSEFA. -Si esta es la casa de mis suegros. ¡Nada! De novios entraba en casa como vecinos y salía y luego llega que mi novio se disgustó con un tío mío y de ahí vienen los disgustos. Ya no me dejaban hablar con el. Mi padre me llevaba por la calle la amargura, no me dejaban ni salir. ¡Chica he pasado de todo! SENTIMIENTO Luego tuvo que ir su padre y su madre a dar la cara, como éramos tan vecinos y tan eso. Luego ya me casé con él.

ENT. – ¿Y se arreglaron las cosas? ¿o se casaron enfadados?

JOSEFA. -No no, ya se arreglaron; Bueno medio arreglaos; las familias se veían poco.

ENT. – ¿Usted se acuerda las mujeres como se ayudaban entre ellas? ¿En qué momentos de la vida se ayudaban las vecinas?

JOSEFA. -Las mujeres por la tarde, se ponían a remendar en la calle: se remendaba, y se ponían pedazos a la ropa; entonces no había ni pedazos para poner y ahora tanto que tenemos de todo.: a poner rodilleras, culeras, como eran del campo las camisas las rompían todas por la espalda de cargarse los sacos. Y había mucha armonía entre las vecinas que se ayudaban todo lo que podían. SOLIDARIDAD ENTRE LAS MUJERES Cuando me casé tuve tres hijos: tuve el mayor que se me murió de 27 años,

ENT. – ¡Qué golpe! ¿Alguna enfermedad que le entró?

JOSEFA. -Le daban unos ataques ENFERMEDADES y en uno de ellos, no lo pudo resistir y se murió. Así que yo he lavado LAVADERO muchos capazos de ropa, he ido mucho al campo, he trabajado mucho en el campo. Mi Lola como era modista, era la única que no se venía, pero los demás todos, hemos trabajado todos a una.

ENT. – ¿Pero ella aprendería el oficio también de una modista?

JOSEFA. -Claro ella iba a coser e iba a casa de Daniela (La Bordadora) a bordar AJUAR, sabe bordar a mano, ella se enseñó a todo, pero nosotros no nos enseñamos nada: la pequeña y yo, nos enseñamos el campo. Luego ella se casó con uno del campo y yo me casé con uno del campo, así que seguíamos igual. Íbamos al campo igual. Yo me ponía unas botas de goma para lavar carlotas, me metía en el agua para lavar carlotas, en las acequias y dónde tenía mi padre la tierra, que tenía 21 tahúlla. Que con esa tierra ya se sacaba él de todo: pimientos, de todo, “alcaciles”, de todo…

ENT. – ¿Y luego lo vendían en el mercado?

JOSEFA. -Claro

ENT. – ¿Pero iban ustedes también a venderlo?

JOSEFA. -No, iban mi hermano el mayor y mi padre, los demás no. El pequeño a última hora fue. A mí no me ha gustado. Mi marido iba también a Alicante MERCADO. Mi padre iba a Yecla, MERCADO de primeras, luego se fue a Jumilla MERCADO, de allí a Benejama MERCADO, y de Benejama se fue a Alicante MERCADO. Y ya terminó la vida en el mercado de Alicante. Mi abuelo tenía un puesto fijo en el mercado de dentro de Alicante; Venían cada 15 días porque no podían venir más. Mi abuela cuando volvían les lavaba la ropa y se la secaba en la lumbre para podérsela poner de nuevo, porque no tenía otra. VIDA COTIDIANA Ellos se iban en el tren, pero la mercancía iba en el carro MEDIOS DE COMUNICACIÓN con dos caballerías.

ENT. – ¿Tardaría todo el día para ir?

JOSEFA. -Mi abuelo vendía apio, cardos y nabos; carlotas entonces no existían.

(Viene su hijo a saludarnos e interrumpimos la conversación)

JOSEFA. -Pues ya he dicho que con las vecinas muy bien: hablaban, todas se llevaban bien, unas a otras se hacían favores, porque ahora no salimos al vecindario a pedir nada pero entonces: tienes un poco de azafrán, tienes un poco de sal, … SOLIDARIDAD ENTRE LAS MUJERES

ENT. -Las “cosicas” así,

JOSEFA. -Había mucha pobreza, y ya te digo cuando mi abuelo venia cada quince días mi abuela le lavaba el ato, y lo secaba a la lumbre, porque no tenía otro para irse limpio en el lunes.

ENT. -El mismo ato que llevaba había que lavarlo para volvérselo a poner.

JOSEFA. -Porque no podía venir más por esta (marca con los dedos lo que significa el dinero); así que nos hemos criado en eso del campo.

ENT. -Toda la vida pasando frío.

JOSEFA. -Y nos íbamos a las 4 de la mañana a lavar y los ratones pasaban de un lado al otro y mi padre, que en gloria esté, le decía la vigilante, tira piedras y hazles miedo para que no se vayan tan temprano a lavar LAVADERO. Íbamos dos o tres vecinas: una que vivía ahí arriba, mi madre que vivía allí; iba mi madre y la llamaba y bajaba, pero si no la llamaba mi madre ella sola no bajaba, e iban todas la vecinas.

ENT. – ¿Iban a lavar al lavadero de la Plaza del Rollo?,

JOSEFA. -Si al de la fuente de la Plaza del Rollo.

ENT. – ¿Por aquí también había una fuente?

JOSEFA. -Si; ahí estaba la fuente El Bordoño, que salía de la montaña bajo de dónde hoy está el puente de la autovía y pasaba por debajo de tierra la carretera hasta llegar a la parte de bajo dónde habían unas escaleras para llegar al agua y llenar los cacharros AGUA.

ENT. – ¿Ud. no tiene alguna foto de esa fuente?

JOSEFA. -No, no tengo ninguna. Luego le pusieron un “motorcico” y le adaptaron el lavadero AGUA.

ENT. -Ahí mismo; si, si, ahí en el Bordoño; entonces ya les pillaba más “cerquica”.

JOSEFA. -Allí íbamos a lavar.

ENT. -Primero allá abajo y luego cuando les adaptaron el lavadero en el Bordoño; le pusieron una piedras, …

JOSEFA. -Era una fuente muy honda, lo taparon y pusieron el lavadero y ya íbamos a lavar ahí LAVADERO; otras veces íbamos a por agua a la placeta Biar AGUA.

ENT. -Que allí también había fuente?

JOSEFA. -Si allí también, porque por aquí no teníamos fuentes. Llenábamos la orza y venga cántaros de agua. Yo la traía en una carretilla a dos cántaros CASA.

ENT. -De esas que llevaban dos agujeros; parece que me quiero acordar.

JOSEFA. -Y uno de los “ñacos” en la carretilla montado.

ENT. – ¿Cuántos hijos ha tenido: ¿Juan Miguel, el que murió y tuvo algún otro?

JOSEFA. -Si. Tengo uno “mocico(soltero)”

ENT. – ¿Pero será ya mayor?

JOSEFA. -Claro tiene 42 años. Estoy muy bien con el. Cuando yo falte ya se las verá él. Los viernes me hace la compra, va a Las Faenas TIENDA, va allá arriba, va a Casa de Valdés TIENDA. Entre semana digo yo: -Nene esta semana hay que comprar esto o lo otro y no te preocupes que no se le olvidará y enseguida lo trae. A mí no me toma cuenta, el va coge dinero, saca, él va y me cobra, yo no voy a cobrar, yo desde que están estas “perras(euros)” que no entiendo, pues va él.

ENT. -Además de los favores que se hacían las vecinas había momentos en los que las vecinas también tenían un papel importante en los partos, en una enfermedad, …

JOSEFA. – ¡Ah, sí, claro! Las vecinas se ayudaban unas a otras. Como antes los “ñacos” se tenían en las casas la gente no tenía que ir a “esos” sitios. Mi madre los tenía como los conejos SOLIDARIDAD ENTRE MUJERES. Cuando decía que iba, iba, pero ella antes se mataba la gallina en la noche.

ENT. – ¿Y se dejaba ya el cocido puesto?

JOSEFA. -Se lo dejaba todo preparado; fue mi padre a Alicante a vender, porque le ayudaba a mi abuelo, eso era cuando vivía mi abuelo, cuando nacían los hijos, y me acuerdo que vine con mi abuela, que aún estaba yo con mi abuela que aún faltaba que nacer otro y la Lola. Que yo me vine cuando nació la Lola, y le dijo mi abuela muy bajita: – ¿Cómo estás? Y cuando volvió mi padre ya tenía el ñaco MUJER. Estábamos comiendo y aún se asomó, lo tuvo en la “madrugá”. Mi madre hacía unas “animalás” muy grandes, así le pasó lo que le pasó.

ENT. – ¿Qué le pasó?

JOSEFA. -Pues que todo lo tenía.

ENT. -Se le complicaron las cosas. Entonces es que la vida era tan dura que luego pasaba factura. SENTIMIENTOS

JOSEFA. -Y trabajar como las negras SENTIMIENTOS

ENT. -También se tenía otra naturaleza, aunque ahora estemos más sanas…

JOSEFA. -Mi madre cuando se casó y tuvo el primero, iba a casa de mi abuela a ayudarles al campo y luego mi abuela le compraba un saco de harina, porque ellos funcionaban bien. Le compraba unos alpargates a un chiquillo, …pero mi madre se mataba a ir a trabajar SENTIMIENTOS. Ella no cobraba SALARIO, pero luego se lo agradecían. Y mi padre iba a trabajar con su padre, pero cuando se casó vio que con un sueldo no iba bien y le dijo a su padre que quería ver otras cosas. Se puso por su cuenta a trabajar la tierra y como era poca la que tenían se puso a cobrar los recibos TRABAJO de los regadores TRABAJO de Carlos el “Monjero” APODO, que vivía en el paseo, ¿cómo se llamaba? … Adelita, ¿No la conocéis?

ENT. -No, no

JOSEFA. -Su padre era un “riquico” de Villena, su casa aún está, era rica por su madre; y mi padre iba los sábados a cobrar los recibos, TRABAJO a las casas, para ganarse eso más.

ENT. – ¿Y usted recuerda alguna asociación de mujeres? Usted ¿no estuvo en algún grupo, o algo así, …?

JOSEFA. -Una amiga ya se ha muero de once años, ya se pagaba, y me iba con ella a pagar, ahí a las monjas bajo las campanas, que entonces estaba la CNT SINDICATO, o no sé qué estaba, me acuerdo yo que me iba yo, porque ya estaba cotizando la muchacha,…

ENT. – ¿Y que estaría en el Sindicato?

JOSEFA. -Si, yo me iba con ella a acompañarla porque éramos amigas.

ENT. – ¿Pero usted no llegó a participar?

JOSEFA. -No. Si éramos pequeñas y nosotras hemos ido al campo. TRABAJO A los 11 años me sacó mi madre del colegio; ¿a ver que iba a hacer? Y entonces había dos fábricas, y entonces salías del colegio y a la calle a jugar. DIVERSIONES No había lo que hay hoy.

ENT. – ¿Y lo de la CNT, sería porque ella estaría trabajando?

JOSEFA. -Estaba trabajando. Ella estaba en la fábrica y apenas cobró la vejez se murió la muchacha. Éramos chiquillas, del mismo tiempo las dos. Y yo, por eso, me iba con ella.

ENT. -Las mujeres que estuvieron trabajando en las fábricas son las que mejor salieron porque cobran sus pensiones,…

JOSEFA. -Claro.

ENT. -Porque a usted a la hora de la pensión ¿cómo le solucionaron las cosas?

JOSEFA. -Nada. Ya nada, no ves que yo no…Mi marido cobró cuatro meses, …

ENT. – ¿Entonces lo que cobra es de viudez?

JOSEFA. -Mi marido fue guardia de asalto le ha quedado la paga, pero me han quitado a mi casi la otra. Total, no me han dejado nada … yo cobro diez mil pesetas más que las viudas. Ya ves que me han dejado a mí de guardia de asalto.

ENT. – ¿Qué hacían los guardias de asalto?

JOSEFA. -Mi marido fue guardia de asalto en la guerra y al terminar la guerra y entrar los nacionales, …porque si hubieran ganado los otros lo habrían empleado, pero como fueron los otros lo dejaron sin paga y sin nada. REPRESIÓN

ENT. – ¿Y después de la guerra no le pasó nada a su marido?

JOSEFA. -Después de la guerra estuvo en un campo de concentración. Le pegaban buenas palizas POSGUERRA REPRESIÓN.

ENT. – ¿Ya estaba casada usted?

JOSEFA. -No, no, éramos novios.

ENT. – ¿Y estuvo aquí en Villena en la cárcel?

JOSEFA. -No. Estuvo por Valencia en Bétera CÁRCEL, en Teruel CÁRCEL, en muchos sitios de por ahí.

ENT. – ¿Y en que año volvió?

JOSEFA. -Volvió a los 3 o 4 meses después de acabarse la guerra y luego se fue al servicio militar. Estuvo 3 años y medio en Palma de Mallorca LUGAR.

ENT. – ¿Él se fue voluntario?

JOSEFA. -Si. Él se fue voluntario a los 17 años y le pusieron que tenía 18 para poderse ir GUERRA. Como era tan alto mi marido, se fue con un pariente que era más “bajico” y a mi marido lo admitieron y a aquel no, porque era más “bajico”. Cuando se acabó la guerra, fue cuando lo metieron en el campo de concentración y pudo venir por el aval que le hizo Postigo, PERSONA que aún vive y uno que le decían “El Torero ”AVAL APODO, que estaba en el Ayuntamiento.

ENT. – ¿Qué era gente favorable al régimen?

JOSEFA. -Claro, claro y enseguida se fue a la mili SERVICIO MILITAR 3 años y medio. En total estuvo 7 años fuera de Villena.

ENT. -Y cuando regresó ya fue cuando se casaron. IGLESIA BODA

JOSEFA. -Si, el tenía 28 años y yo 26. Me llevaba dos años

ENT. -Así que usted no ha estado nunca en lo de la UGT, ni nada de eso ¿Y usted nos ha dicho que no conocía a ninguna mujer, ninguna amiga ni nada de eso, además de la que nos ha contado?

JOSEFA. -Once años y ya cotizaba la muchacha, creo que cobró PENSIONISTA un par de meses y se murió, así que ya ves el producto que tuvo la muchacha.

ENT. – ¿Y usted conoce alguna pareja que se casara antes de la guerra y que después de la guerra no le valiera el matrimonio?

JOSEFA. -No conozco, pero lo he oído decir, que pasaba eso y que luego ya no le valía.

ENT. -Entonces mucho trabajar en el campo, mucho…

JOSEFA. -Yo he trabajado mucho en el campo.

ENT. – ¿Y todos los días en verano y en invierno?

JOSEFA. -A toda hora. Yo he llorado limpiando apio TRABAJO. Entonces se hacían unos surcos así (señala una altura de más de medio metro) y el apio estaba enterrado. Salía blanco como una paloma y los cardos así (levanta las manos). Los hombres no se veían. En invierno, porque ahora hay en todo tiempo, pero antes era cuando se vendía para la Navidad. Y limpiando los “cogollicos” que estaban llenos de hielo, yo llorando del frío TRABAJO ANTIGUO. He llorado limpiando apio.

ENT. – ¡Ay que ver que trabajos tan duros y tan fuertes! y ha dicho que cuando venían del campo aún le quedaba faena en la casa.

JOSEFA. -Claro que teníamos faena. Yo los lunes me levantaba y me iba ahí a la calle con todos los zapatos de todos a limpiar los zapatos, a base de venga escupir VIDA COTIDIANA. ¡Venga escupir! y les limpiaba los zapatos a todos. Los domingos, que entonces trabajábamos los domingos y todo. Les ponía en la cama el pantalón, la camisa, la camiseta, todo VIDA COTIDIANA en la cama, y se lo ponía todo preparado para todos MUJER. Cuando yo me casé mi madre no sabía ni dónde se guardaba la ropa. Y planchar ¡pues anda que entonces si que se planchaban las camisas. Entonces todo se planchaba. Ahora mi hijo lleva las camisas y yo no las plancho. Es verdad. Yo las lavo, las tiendo y puestas. Las planchas vengan soplarle en la calle. VIDA COTIDIANA.

ENT. – ¡Y lo que pesaba la plancha! ¿Y de artesanía de bolillos o de ganchillo?

J: -Los bolillos los hacía mi suegra y mi madre. De mi abuela tenía ropa. Estaba mi abuela con la madre de una prima mía, fue mi hermana la pequeña y tenían un saco así (señala el tamaño) para tirar, y le dice mi hermana que cómo iban a tirar todo eso. Mi hermana le dijo que yo lo lavaría y lo recogería. He tenido la cubierta de mi madre, el cobertor AJUAR de invierno, la colcha de verano que por la noche la tiraba para atrás. Os la voy a enseñar para que la veáis, (nos la trae para que la veamos). Cuando lo lavo lo tengo que almidonar y me paso toda la tarde con ella. Estaba sin estrenar y lo iban a tirar.

ENT. -¡Hay gente que le sobra todo!

JOSEFA. -Lo he tenido guardado mucho tiempo, pero desde el verano pasado que lo puse, lo tengo puesto. Ayer me quité un juego de cama porque los que yo tengo los estoy poniendo para lavarlos y que se pongan “blandicos”, para que cuando yo falte que mi hijo tenga las sábanas “blandicas” y que no estén tan tiesos; mirad esto es de cuando iba al colegio (nos enseña un “palmodelienzo”)

ENT. -Muchas labores. Esto está todo bordadito ¡qué bonito! ¿Para hacer todas estas cosas se pasarían toda la mañana en el colegio?

JOSEFA. -Eso se hacía por la tarde.

ENT. -Yo también he bordado mucho en el colegio por la tarde.

JOSEFA. -Empezábamos haciendo “punticos”, para arriba para abajo y así te enseñabas.

(Sale a prepararnos un café)

ENT. -Yo me quedo con esta labor tan primorosa, …

JOSEFA. -En el colegio salíamos al recreo: en la esquina estaban los nenes y en medio las nenas.

ENT. – ¿Estaban separados los nenes de las nenas?

JOSEFA. -Llevábamos unos colegiales blancos con los cuellos encarnados, en la Placeta las Malvas COLEGIO, yo de allí me salí y ya no fui a ningún sitio. Luego había una mujer mayor en la Calle Palomar que en una cambra daba lecciones por la noche. Allí iba por las noches y me enseñaba un poco. Yo solo se firmar…

ENT. – ¿Iban nenas con esa mujer?

JOSEFA. -Íbamos cuatro muchachas

ENT. – ¿Y pagaban algo?

JOSEFA. – ¡Pues ya ves lo que pagaríamos!

ENT. – ¿Que lo hacía por ganarse también ella un dinero?

JOSEFA. -Claro si era viuda y tenía tres hijas. Allí en una “cambrucha”, íbamos en las noches. Por el día tenía para los “mañacos” EXPRESIÓN VILLENERA. Me acuerdo de que tenía allí en un rincón un bote para que orinaran los pequeños; pero a los pequeños no le daba lección porque eran muy pequeños.

ENT. -Para que las madres pudieran trabajar;

JOSEFA. -Ya te digo he lavado muchos capazos de ropa. Iba a enseñarme a coser por las tardes VIDA COTIDIANA

ENT. -Cuando vino la democracia, ¿su marido aún vivía?

JOSEFA. -Si, claro

ENT. – ¿Cómo lo vivieron entonces? ¿Notaron alguna diferencia?

JOSEFA. -Normal seguimos trabajando. No notamos ninguna diferencia trabajar y trabajar y al campo y ya está. Veníamos con el carro MEDIOS DE COMUCACIÓN cargado hasta arriba y yo arriba sentada.

ENT. – ¿Fuese lo que fuese?

JOSEFA. -Si, la siega, lechugas, TRABAJO lo que fuera. Mi marido ya sabes las lechugas que cogía. Luego teníamos una “huertecica” con una noria AGUA y yo me sentaba allí para pegarle a la mula para que “andara”. Mi marido regando. Toda la que bajaba de las canales entonces. Bueno no había canales, eran acequias. Y bajaba por allí el agua y la sacaban de la noria para regar.

ENT. -Que antes de llegar el agua a las norias, había como una balsa dónde se recogía toda el agua y de ahí pasaba a la noria y de allí se sacaba para regar.

JOSEFA. -Así está en el campo de nosotros

ENT. – ¿Que aún mantienen el campo?

JOSEFA. -La noria se hundió, que aún están los hierros. Tenemos una “casica” y mi Juan Miguel la arregló un poco, y se iba los domingos. Ahora ya no va ninguno.

ENT. – ¿El otro hijo es el que lleva la huerta?

JOSEFA. -No. Mis hijos son zapateros TRABAJO los dos. Está todo abandonado. La que me tocó de mis padres todo “prao”.

ENT. – ¡Nadie sigue con eso! Si fuera rentable no la abandonarían si pudieran vivir; pero como ven que no pueden vivir.

JOSEFA. -Si, está todo “prao”. Si cuando nos fuimos el otro día a una boda a Almansa está todo “prao”. No hay nada plantado.

ENT. -Antes se vería todo cultivado

JOSEFA. -Yo tenía 21 tahulla. Y de ahí sacaban: alcaciles en invierno, unas pencas tan buenas, ajos tiernos, cebollas tiernas, todo lo que daba. Esto ya era casada. “Los Ballesteres” APODO, Pepito, este que está en casa de Postigo, su madre que ahora está ciega, eran recién casados y nos fuimos a la playa DIVERSIONES. Yo me casaba a últimos de agosto y en Julio nos fuimos a la playa. Y ya ves yo iba al campo y todo y se ve que me puse al sol y me quemé la espalda. Cuando llegué a mi casa mi padre me dijo: -Hoy te has quemado porque tú quieres mañana te vas a quemar por mi gusto. Al día siguiente me llevó con el a plantar alubias de la manteca TRABAJO y terminé fatal. Con trapos de vinagre REMEDIOS CASEROS en los tirantes del sujetados porque estaba toda quemada; ¡el día que pasé! Por irme a la playa. ¡Nos hacían cosas que ya ves!¡ni aquello ni esto!

Después al terminar de cenar, cuando mi novio no entraba por todos esos disgustos, me pitaba, y en mi casa me decían cuando quites la mesa saldrás. El otro no salía, pues se iba. Así que mira si yo tuve que pasar cosas.

ENT. -Entonces se pasaban muchas calamidades en muchos sitios

JOSEFA. -Y luego tuve tres hijos y Juan Miguel cuando tenía 7 meses le dio el “paralís (polio)” ENFERMEDADES infantil ese que se llama. Sin más amparo que el de Dios. Y lo llevaba a Alicante LUGAR y a ese de la Corredera. Vivía ahí en la casa esa de Amorós tan hermosa, enfrente del… Me llevaba un duro cada vez que lo llevaba y lloraba más…apenas entraba. Y nada más entrar me decían, atenderla que se vayan, de lo que lloraba.

ENT. – ¿Y por qué lloraba?

JOSEFA. -Porque no quería ir. Era muy “pequeñico” con siete meses. Un día que me iba al médico lo ve una vecina y la “piernecica” que tiene mala le hace así (hace el gesto de que se dobla) y me dijo: -Y si tu nene tuviera “paralís”. ¡Uy aquello, parece que me ofendió! y lo llevé a D. German, PERSONA MÉDICO ¡Y no ver ese hombre lo que tenía! Así que luego lo llevé a D. Luis Están. PERSONA MÉDICO Estaba enfrente de…ahí en la Corredera. Era de Caudete LUGAR y venía aquí a pasar consulta. Luego se fue a Alicante LUGAR que allí aún llegué yo a llevarlo.

ENT. – ¿Y qué le dijo? Dicen que era una eminencia.

JOSEFA. -Enseguida me lo dijo. Lo pincho con una aguja y el chiquillo no sentía. Ese si que me lo dijo. Me vine más amarga, con el ñaco en brazos. Me vine más amarga que la retama.

ENT. – ¿Y usted como se dio cuenta cuando le dio eso al nene? ¿Qué le pasaba al nene?

JOSEFA. -Claro, por las noches lloraba. Se puso “malico”. Lo llevé al médico, a casa de D. Germán, que era médico.

ENT. – ¿Es que no sabía yo si esto entraba poco a poco o de golpe?

JOSEFA. -Eso se ve que le dio una noche que empezó a llorar mucho.

ENT. -Y a partir de ahí ya le pasó

JOSEFA. -Claro desde entonces. Ya empecé a llevarlo al médico y todo. Luego lo llevamos a Alicante a un señor, a ponerle el “aparatico”, sin mandármelo el médico ni nada. Aquel señor le puso un “aparatico” con una botica así de pequeña (la señala), de siete meses. Y nos dijo que por qué no lo llevábamos a D. Evaristo Manero PERSONA MÉDICO, que era el médico del hueso. Y lo llevamos sin más amparo que el de Dios y sin más perras y sin nada. Y el me dijo: -No se preocupe, que tiene operación, si no andará de “punticas”. Entonces estaba de alcalde Bartolomé Amorós PERSONA AUTORIDAD, y me dijo que si queríamos nos lo arreglaba de pobre y se lo dijimos al médico. Entonces el médico me dijo: -Miren lo tengo que operar ENFERMEDADES yo mismo y si se tienen que esperar a los papeles se puede pasar un año. Así que lo vamos a operar y ustedes ya me lo pagarán como puedan. Así que, en pasar Navidad, en día 23 de Enero que es S. Alfonso, lo operamos. En esa Navidad me cayeron 10.000 pesetas.

ENT. -¡Bueno en aquella época 10.000 pesetas, ya era dinero!

JOSEFA. -Y a mi suegro le cayeron otras 10.000 y me dio 5.000. ¡Ya ves! Entonces le pagamos poco a poco. Fuimos al hospital S. Francisco, que era carísimo y nos dijo D. Evaristo: – ¿Tienen algún familiar aquí para quedarse? Y le dijimos que no. Y el mismo médico nos dijo: -Pues búsquense una casa o algo para estar, porque aquí es muy caro. Nos fuimos al Bar Consuelo DIVERSIONES que como mi padre vendía, dormía allí. Estuvimos el día que lo operaron y al día siguiente y el médico fue a visitar al nene al bar Consuelo. Luego bajamos a que le quitaran los puntos y mi marido iba pagándole y en dos o tres veces se lo pagó todo.

ENT. – ¿Qué operación le hizo?

JOSEFA. -Lleva abierta la pierna y la cadera todo arriba y le estiraron los tendones. Si no hubiera andado de pico. Y nos dijo: – Esto se lo hemos hecho ahora, pero cuando haga el desarrollo habrá que operarlo otra vez. Y así fue. Cuando tuvo 19 años lo operaron del dedo gordo, que también lo abrieron y le pusieron un clavo. Al poco tiempo se lo tuvieron que quitar porque le dolía. Así, ¡que mira si he pasado yo! Iba siempre con el “aparatico”, y yo llevaba siempre el “ñaco” al brazo MUJER. “Andó” a los tres años con un aparato y yo siempre con él cargada. Y mi marido como entonces era una afrenta llevar a los ñacos, los hombres en brazos, MUJER pues yo iba con el crío siempre cargada; él nunca me tomaba al ñaco MUJER ¡Mirad si he pasado! ¡He pasado más que los mártires! SENTIMIENTO

ENT. -Nosotras creemos que la generación de ustedes ha sido una generación muy dura.

JOSEFA. -Y tan dura. ¡No hemos disfrutado de nada de nada! VIDA COTIDIANA.

E- ¿Conoce alguna mujer que estuviera presa?

JOSEFA. – Las Encaladoras, “Las Saetas” APODO que ya no viven ninguna. Eran dos hermanas y estuvieron presas en Palma de Mallorca CÁRCEL por ser de “ideas”. Eran de las que entraban en las casas SAQUEOS y rompían y quemaban los cuadros QUEMAR. Cuando empezó la guerra hacían esas cosas.

ENT. – ¿Era normal que se fueran las mujeres a la cárcel?

JOSEFA. – Una prima de mi madre, que sus hijos son guardias ahora municipales, Su madre también entraba a las casas SAQUEOS se llevaban la máquina de coser, las vajillas, juegos de cama, cubiertos,…

ENT. -¡No tenían nada!

JOSEFA. -Es que eran unas guerreras. Eran socialistas CONDICIÓN POLÍTICA o lo que fueran. Eran de otro régimen.

ENT. – ¿Quién las enseñaba: en su casa, en las asociaciones, lo que oían, … ? Se destruían las cosas simplemente por rencor, porque eran la mayoría analfabetas,

JOSEFA. -En casa de mi madre eran todos analfabetos. Llevaban mis hermanos unas “camisicas” azules, como esas que llevan ahora, y les decían que eran unos fascistas CONDICIÓN POLÍTICA, y les pegaban, porque eran “pequeñicos”. Esas que os he dicho antes que eran encaladoras, es porque eran de “ideas”. Cuando acabó la guerra pues la metieron presas. otras que la llamaban la “La Triza” APODO también estuvo presa, pero también se ha muerto ya. Todas eran mayores. No eran chiquillas.

ENT. -¡Lo hacían a conciencia, de querer vengarse!

JOSEFA. -¡A hacer mal!

ENT. -Hay que pensar que habría personas que se lo habían hecho pasar mal a esas mujeres. Se destruyó mucho en las iglesias.

JOSEFA. -Aquí también estaba Sta Lucía, IGLESIA que era una iglesia. Yo me acuerdo cuando había bancos y hacían misa. Yo era una cría y la abuela de la mujer de ahí enfrente tocaba la “campanica”. Había una “casica” ahí con una habitación y vivía la mujer, una hija y dos hijos y ¡Ya ves cómo vivían!

ENT. – ¿Era como si fuera la ermitaña?

JOSEFA. -Si si. Era la que tocaba la campana y la que cuidaba la ermita. En guerra estaba yo en el campo, no sé si estaba cogiendo patatas. Una humareda que se veía y traían todos los “pengajos” EXPRESIÓN VILLENERA. Que quemaban santos QUEMAR ¿no? Eran cosas viejas. Las tiraban por la ventana. Había uno que le llamaban “Cagaollas” APODO, que un hermano aún vive en el poblado. Pues su padre era socialista, de aquellos y su madre y su tía estuvieron presos. Un hermano se fue cuando acabó la guerra. ¿Cómo le decían? Así Cañizares, PERSONA, AUTORIDAD

ENT. – ¿El que fue alcalde de Villena?

JOSEFA. -Iba con José Mª Soler. PERSONA

ENT. – ¿Pero sería el José Mª Soler que hemos conocido o sería su padre?

JOSEFA. -No, no era el que murió hace poco.

ENT. -Entonces era él, el que fue concejal ya y de…

JOSEFA. -Él estaba metido en todo eso.

ENT. -Sería muy joven entonces. Él se murió con 92 o 93 años y ya hace años que murió. Si, si pudiera ser.

JOSEFA. -Cañizares EXILIADO y el “Cagaollas”EXILIADO se fueron fuera del país. En la casa esa que han comprado los maseros, allí vivía Luis Garcia PERSONA, el “Paticas Cortas” APODO, el abuelo de Luis García. Era “bajico”, tenía muchas tierras y decia: -Los pobres tenían que llevar trajes de pleita(esparto) y decía que mientras hubiera alfalfe en el campo los pobres no tenían que pasar hambre. HUMILLACIÓN

ENT. -Así que esa gente que oían esas cosas en cuanto tuvo la mínima ocasión entraban en sus casas y le cogían los cuadros y lo que pillaran.

JOSEFA. -Así que la gente esa que trabajaba en el campo, porque entonces habían `pocas fábricas. Ahí había una, “Rompetechos” APODO tenía otra fábrica, Caturla también tenía fábrica de zapatos. Pero todos al campo. Se iban de semana a los campos largos y comían como los animales, y…

ENT. -Y los que iban asalariados tenían su jornal cada día. Pero en una familia como usted, nunca cobraban, eso era contribuir a la casa.

JOSEFA. -Los domingos a lo mejor te daban un real, para que te fueras con las amigas. Cuando ya me hice novia íbamos al cine DIVERSIONES y ya mi novio llevaba “perricas” porque su abuela que también iban bien le daba. Nos pagaba la entrada a mi amiga RELACIONES ENTRE PERSONAS y a mí, a butaca. Porque a esa muchacha no la querían las amigas y yo si. Me deje a todas las amigas por ir con ella. Ella era la que cotizaba COTIZACIÓN, la que iba a la fábrica.

ENT. -Es la que iba a pagar la CNT SINDICATO, y usted se iba con ella. Hubo un tiempo en Villena antes de la guerra que las mujeres se reunían y…

JOSEFA. -Si, si, le llamaban “El perro gordo”COTIZACIÓN. las que estaban apuntadas al “Perro gordo” han cobrado todas. Esto ya hace …hace por lo menos 20 años que se murieron. Esas que digo yo. Y llegaron a cobrar.

ENT. – ¿Y por qué se llamaba Perro Gordo?

JOSEFA. -Porque se pagaba eso. Y se pagaba en el “Tío Gordo” y tenían sus libretas.

ENT. -Sería una manera de saber que estaban cotizando. Llegaron a haber hasta 7 asociaciones de mujeres: estaban las encordadoras, las modistas, las…

JOSEFA. -Mi suegra era encordadora TRABAJO y llegó a cobrar PENSIONISTA. Cobró 10 años. Había una fábrica que era la de las cadenas FÁBRICA, que hacían “bolsicos” de cadenas. Venía un amigo de mi marido, que su mujer y tres amigas estaban “junticas” trabajando y cobraban dos y ella no cobraba. Les cotizaron por las otras y por esta no. De encordadoras unas han cobrado y otras no han cobrado. Alguna aún vive. No cotizaron por ellas. ¡Cotizaban por las que querían! COTIZACIONES

ENT. -¡Y ahora cuando llega la hora de la verdad de cobrar, no tienen nada cotizado!

JOSEFA. -No tenían libreta y firmar con el dedo ANALFABETA. Cada vez que iban a pagarle firmaba con el dedo. ¡Me acuerdo yo de mi suegra!

ENT. -Entonces es que había muchas mujeres encordadoras ¿no?

JOSEFA. -Si había muchas fábricas de sillas: la de Cabezas en la calle el Hilo, la de Coloma. Mi marido empezó a trabajar de chiquillo allí. Luego ya se fue con su padre al campo. Los chiquillos llevaban una silla en la cabeza y en cada pata una silla en total llevaba 5 sillas TRABAJO. Le llevaban las sillas sin hacer y se las recogían las ya hechas.

ENT. -Eso pasaría como está pasando ahora con las aparadoras. Las mujeres están en las casas haciendo zapatos y no les están cotizando nada. Cuando llegue la hora de la jubilación, no tendrán lo necesario cotizado. Nos creemos que estamos tan avanzados y en algunos casos estamos igual que haces 70 años. Hemos avanzado en algunas cosas, pero en esto estamos igual. Yo conozco a mujeres que lo están padeciendo y cuando llegue el momento ya lo tienen asumido: ¡mira con lo de mi marido…!

JOSEFA. -Una amiga que tengo yo se estaba cotizando COTIZACIÓN. Le firmaba la familia y luego vino una orden que no valía eso.

ENT. – ¿Y lo perdió?

JOSEFA. -Tuvo que volver a empezar y perdió cinco años, cobró en el 70.

ENT. -Eso era una suerte.

JOSEFA. -Pues no te digo yo. Ese de las cadenas que era amigo de mi marido decía: – ¿no es un crimen que estando las tres “junticas” trabajando, que cobren dos y que mi mujer no cobre?

ENT. -De eso nos han contado varias mujeres, que estaban trabajando de sastresas y que tampoco le cotizaron.

JOSEFA. -Las “Peñonas” APODO que eran 6 hermanas y todas eran sastresas TRABAJO pues tampoco han cobrado, ahora cobran por los maridos, pero no por ellas.

ENT. -Te da no sé qué, pensar que han estado toda la vida trabajando y ahora no tiene nada para disfrutar de todo el esfuerzo hecho. Cobrar en función del marido, de la viudez, …

JOSEFA. -Pues mi marido tenía mucha amistad con uno de Alicante de dónde se cobra y por mi marido muchos “pobrecicos“ cobraron, y más de cuatro cobraron porque él le arregló las cosas. PENSIONISTA

ENT. -Le firmaba como que había estado con él.

entrevistas

Entrevista 4A

por Josefa García | Con voz propia

Entrevista 4B

por Josefa García | Con voz propia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »