INUNDACIONES:

¿QUÉ ES?

Una inundación es el sumergimiento temporal de terrenos normalmente secos, como consecuencia de la aportación inusual y más o menos repentina de una cantidad de agua superior a la que pueden drenar los cauces.

En función de la causa que las motiva, las inundaciones pueden clasificarse en la siguiente tipología:

  • Inundaciones por precipitaciones de muy alta intensidad.
  • Inundaciones por avenidas o desbordamiento de los ríos, rieras, lagos o marismas provocadas o potenciadas por precipitaciones, deshielo, obstrucción de los lechos de los ríos o la acción de mareas y vientos.
  • Inundaciones por rotura o por operación incorrecta de obras de infraestructura hidráulica, tales como presas.

La Comunitat Valenciana cuenta con numerosos episodios de inundaciones, poniendo como ejemplo desde la riada del Turia de 1957, las inundaciones de la ribera del Xúquer y la rotura de la presa de Tous en 1982, las diferentes riadas padecidas en el Bajo Segura, o más recientemente las inundaciones provocadas por el río Girona en Els Poblets y las inundaciones de otras poblaciones por las lluvias intensas producidas en la Marina Alta en octubre de 2007.

En definitiva, se trata de un fenómeno muy presente en nuestro territorio, frente al que históricamente se han realizado actuaciones de carácter preventivo y de protección, y dado el actual grado de desarrollo tecnológico y socioeconómico se exige un nivel de respuesta organizativo adecuado.

Para afrontar las necesidades de organización y planificación la Generalitat Valenciana elaboró en el año 1999 el Plan Especial ante el riesgo de inundaciones en la Comunitat Valenciana. En 2010 se procedió a su revisión, aprobándose el nuevo Plan mediante Decreto 81/2010, de 7 de mayo (DOCV 12/05/2010). En él se incorporan los Planes de Emergencia de Presa disponibles.

Los municipios afectados por este riesgo en la Comunitat Valenciana se distribuyen de la siguiente forma:

Comunitat Valenciana Alicante Castellón Valencia
Con Riesgo: Alto 48 15 5 28
Medio 88 21 14 53
Bajo 163 33 30 100
Total 299 69 49 181
Sin riesgo 243 72 86 85
Total 542 141 135 266

Aquellos municipios con riesgo medio y alto deben elaborar su Plan de Actuación Municipal ante el riesgo de Inundaciones cuya Guía para su redacción se incorpora en la “información relacionada”.

A este número de municipios con riesgo hay que añadir los que tienen riesgo en caso de rotura o accidente en una presa y no por otras causas. Esta cantidad se verá incrementada a medida que se vayan completando los Planes de Emergencia de Presas. Aquellos municipios afectados por la rotura o accidente en una presa en las primeras dos horas desde que se produce el accidente, deberán elaborar el Protocolo de Actuación Municipal específico.

La Generalitat declara la preemergencia siempre que la Agencia Estatal de Meteorología AEMET, emita la alerta naranja o roja por previsión de lluvias intensas:

¿Qué hacer frente a una inundación?

Actuaciones Preventivas:

  • Infórmate del nivel de riesgo de tu municipio y si el lugar en que vives o trabajas está ubicado en una zona inundable.
  • Ten preparado un botiquín de primeros auxilios.
  • Para evitar las contaminaciones, coloca los productos tóxicos fuera del alcance del agua.
  • Resguarda los objetos de valor y los documentos personales.
  • Dispón de una linterna y de algún medio para recibir información teniendo en cuenta que se puede ir la corriente eléctrica (radio, teléfono).
  • Revisa la vivienda. Limpia las bajantes y canalizaciones.
  • Retira del exterior de la vivienda los objetos que puedan ser arrastrados por el agua.

¿Qué hacer cuando se inicia la emergencia?

  • Cuando se notifique una preemergencia, procura estar informado de la evolución de la situación. Sintoniza las emisoras de radio y televisión que den noticias de ello.
  • Retira los vehículos de las zonas que puedan inundarse.
  • Aléjate de las riberas de los ríos y barrancos y no permanezcas en los puentes. Pueden desmoronarse y arrastrarte en la caída.
  • Localiza los puntos más altos de la zona donde te encuentras para dirigirte hacia ellos en caso de que se produzca la inundación.
  • Usa de manera razonable el teléfono. No colapses las líneas.
  • Prepárate para abandonar la vivienda si la situación lo requiere, haciendo caso de los consejos de las autoridades competentes.
  • En este caso desconecta la electricidad, el gas y el agua de la casa y cierra y asegura todas las puertas y accesos.
  • Nunca propagues rumores o noticias exageradas de daños.

Recomendaciones para los automovilistas

  • Usa el vehículo sólo si es absolutamente imprescindible.
  • Antes de viajar, consulta el Servicio de Información de Tráfico de la DGT. Solicita información sobre el estado de las carreteras que vayas a utilizar, así como posibles itinerarios alternativos.
  • Circula preferentemente por carreteras principales y autopistas, moderando la velocidad.
  • No intentes nunca cruzar un puente que ofrezca dudas sobre su resistencia.
  • Nunca cruces con tu vehículo vados que salvan barrancos u otros tramos de carretera si están inundados. La fuerza del agua puede arrastrarte.
  • Si tienes problemas de visibilidad a causa de la lluvia, detente en el arcén señalizando tu situación.
  • No estaciones en cauces secos ni a la orilla de ríos, para evitar ser sorprendido por una súbita crecida de agua o riada.
  • Si es necesario abandona el vehículo. Tu vida es mucho más valiosa.
  • Consulta los consejos para conducción con lluvia de la DGT.

Volviendo a la normalidad

  • Efectúa una revisión de la vivienda para comprobar que no hay daños.
  • Comprueba que funcionen correctamente los servicios básicos.
  • Sigue las normas sanitarias y de higiene que indiquen las autoridades competentes.
  • Seamos solidarios en las tareas de limpieza.

Las Tormentas

Los fenómenos tormentosos producen unos riesgos adicionales, como el aparato eléctrico, sobre los que conviene conocer algunos consejos:

  • Evita permanecer en lugares altos como cimas y colinas.
  • Evita permanecer en campo abierto. Si tienes que hacerlo, no te refugies bajo árboles, especialmente si están aislados y aléjate de rocas grandes.
  • No permanezcas en el agua nadando ni en embarcaciones pequeñas, atraen los rayos con facilidad.
  • Aléjate de alambradas, verjas y objetos metálicos. No uses la bicicleta ni tiendas la ropa.
  • Busca refugio en el interior de una edificación.
  • Si estás conduciendo, el coche cerrado es un buen lugar para permanecer. Disminuye la velocidad, extrema las precauciones y no te detengas en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua.
  • En casa cierra puertas y ventanas para evitar corrientes de aire. Éstas atraen los rayos.
  • Desconecta los aparatos eléctricos para evitar que sean dañados por subidas de tensión.
Deslizamientos y Desprendimientos

Un deslizamiento es un desplazamiento de terreno en una ladera, hacia el exterior de la misma, por acción de la gravedad. Aunque generalmente están asociados a lluvias, también pueden producirse como consecuencia de terremotos o debido a la acción continuada de los procesos naturales del terreno. Los desprendimientos son caídas de bloques de roca.

Las regiones colindantes con el Mediterráneo Occidental están particularmente expuestas al riesgo de deslizamientos a causa de que una gran parte de su territorio es montañoso, de la fragilidad de las rocas que constituyen su relieve y de las lluvias intensas. En algunas regiones, la destrucción de los bosques, el abandono de las tierras de cultivo y la construcción de carreteras e infraestructuras han contribuido a hacer que todavía sean más vulnerables.

Buena parte de la geografía de la Comunitat es montañosa, y es en estas zonas donde se presenta el riesgo de deslizamientos y desprendimientos.

El Plan Especial ante el riesgo de inundaciones incorpora la cartografía del riesgo de deslizamientos y desprendimientos como una de las consecuencias de las lluvias intensas.

En ocasiones el riesgo ha sido tan acusado, que se han debido trasladar poblaciones enteras a una nueva ubicación. Tal es el caso de la población de Marines que, ante el riesgo de grandes desprendimientos de rocas, que ya se habían empezado a producir tras las lluvias de otoño del año 1957, sepultando materialmente alguna casa, fue trasladada. No es esta la única población amenazada por los desprendimientos, existen múltiples ejemplos en nuestra geografía.

Planes de emergencia de presas y balsas

Una de las causas por las que se pueden producir inundaciones es la rotura o la operación incorrecta de obras de infraestructura hidráulica.

La Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante el riesgo de inundaciones, de 1995, introduce los criterios de seguridad para prevenir y limitar los daños potenciales que se podrían ocasionar por este riesgo.

La Directriz Básica desarrolla los criterios para la clasificación de las presas en función del peligro potencial, estableciendo tres categorías:

  • Categoría A: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede afectar gravemente a núcleos urbanos o servicios esenciales, o producir daños materiales o medioambientales muy importantes.
  • Categoría B: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede ocasionar daños materiales o medioambientales importantes o afectar a un número reducido de viviendas.
  • Categoría C: presas cuya rotura o funcionamiento incorrecto puede producir daños materiales de moderada importancia y sólo incidentalmente pérdidas de vidas humanas. En todo caso, a esta categoría pertenecerán todas las presas no incluidas en las categorías A o B.

En la Directriz Básica se establecen los contenidos mínimos de los Planes de Emergencia de las presas clasificadas como categoría A o B. Los Planes de Emergencia de Presa deberán ser elaborados por el titular de la misma, y tendrán el siguiente contenido mínimo:

  • Análisis de seguridad.
  • Zonificación territorial y análisis de los daños generados por rotura.
  • Normas de actuación.
  • Organización.
  • Medios y recursos.

En el año 2008 se efectuó la modificación del Reglamento del Dominio Público Hidráulico (RD 849/1986, de 11 de abril). En dicha modificación, efectuada por RD 9/2008, de 11 de enero, se introduce un título referido a la seguridad de presas, embalses y balsas, determinando las competencias en esta materia:

  • La Administración General del Estado es competente en aquellas presas, embalses y balsas ubicadas en el dominio público hidráulico, así como cuando la infraestructura sea de interés general del Estado, siempre que le corresponda la explotación.
  • Las Comunidades Autónomas serán competentes en aquellas presas, embalses y balsas situadas en el dominio público hidráulico cuya gestión les corresponda, y en todo caso en aquellas situadas fuera del dominio público hidráulico.

El citado Reglamento determina que los titulares de presas y balsas de altura superior a 5 metros o con una capacidad de embalse mayor de 100.000 m3, están obligados a solicitar su clasificación y registro. De esta manera, aquellos cuya clasificación resulte A o B, deberán elaborar Plan de Emergencia.

Los Planes de Emergencia de Presa aprobados se incorporan al Plan Especial ante el riesgo de Inundaciones, de manera que quedan integrados en la sistemática de actuación de todos los organismos implicados prevista en el Plan Especial, incluida la alerta temprana a los municipios afectados por la posible onda de avenida.

Situación en la Comunitat Valenciana

En la actualidad se encuentran aprobados 27 Planes de Emergencia de Presa, integrados en el Plan Especial ante el riesgo de inundaciones: •Acequia Real del Júcar (Balsa) •Alcora •Algar •Amadorio •Arenós •Arquillo de San Blas •Belcaire (Balsa) •Bellús •Benagéber •Beniarrés •Carmen, el (Balsa) •Crevillent •Escalona •Forata •Guadalest •Loriguilla •La Pedrera (4 planes) •María Cristina •Regajo •San Diego (Balsa) •Terrateig (Azud) •Torrealta 1 ETAP (Balsa)-Balsa 1 •Torrealta 2 ETAP (Balsa)-Balsa 2 •Torrealta Balsa de Seguridad -Balsa 3

En aquellas presas y embalses en que el titular ha procedido a la implantación del Plan, esto es, ha procedido a dotar de los medios e infraestructuras exigidos por la reglamentación, se ha elaborado información para que la población afectada sea conocedora de las pautas de actuación en función de su cercanía a la presa o balsa.

Asimismo, en el momento de la implantación, se informa a los municipios. Aquellos municipios afectados por la onda de avenida en un tiempo no superior a dos horas desde la rotura, deberán elaborar un Protocolo de Actuación Municipal por accidente o rotura de presas, cuyo modelo se encuentra en la información relacionada.

Para conocer las medidas a adoptar en caso de rotura de presas y balsas, en la información relacionada están disponibles los trípticos elaborados al efecto.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »